›› II Curso de Posgrado: "Ambiente, Economía y Sociedad" (2000)

›› Resúmenes de clase

›› Clases 1-10 - Desde el 12/4/00 hasta el 14/6/00

Clase 1 (12/4): Presentación y organización del curso (Santos Horacio Fazio).
Coordinador: Santos Horacio Fazio
Presentación a cargo de Elio Brailovsky.
La relación entre naturaleza y sociedad supone una epistemología más dialéctica y holística que lineal. Esta relación tiene varias miradas o facetas y tiene como base un proceso de cuestionamiento. Leonardo fue uno de los últimos hombres en tener la capacidad de comprender la totalidad del saber, desde las ciencias, pasando por la ingeniería hasta el arte. La Revolución Industrial afirmó el proceso en curso de la división de la ciencia y se pasó del artesano sabio a un especialista en la línea de montaje. Los desastres ambientales, como el de la represa de Assuan en el alto valle del Nilo en Egipto, son el símbolo de una ciencia que partió el mundo en pedacitos. También hay una pregunta por la ética de la ciencia. Puede ser neutral? La relación naturaleza-sociedad fue desarrollando la transdisciplinariedad o el solapamiento de los bordes de las ciencias. Por ejemplo, los ecosistemas pampeanos son el proceso de un modelo de país como agroexportador y de esto está dependiendo la microbiología del suelo !!! El tema ambiental tiene muchas facetas, recibe inputs de varias disciplinas. Además, están los problemas del desarrollo, las fuerzas del mercado, el rol activo de la sociedad y del estado como hacedor de una política ambiental. Hoy la contaminación es más un costo del atraso que una consecuencia del desarrollo. Y la hipoteca que pesa sobre los recursos naturales no es sólo una cuestión de ética intrageneracional sino intergeneracional, en relación con la pobreza, espiritual y material. No es pues un curso lineal sino espiral; que va dando vueltas sobre la complejidad. Por ejemplo, el plan hidráulico en Buenos Aires, la ley 123 de Evaluación de Impacto Ambiental, los terrenos del puerto, la dársena norte y el negocio inmobiliario, los incendios en la Reserva Ecológica, el Aeroparque y su eventual traslado o la construcción de una aeroisla, el Riachuelo. La controversia forma parte del tema ambiental, que es conflictivo porque hay un cruzamiento de intereses y distintas escalas de valores. Además es como una sinfonía de Beethoven, donde suenan todos los instrumentos conjuntamente; asímismo es un delicado balance entre lo emocional y lo intelectual.

Clase 2 (19/4): Estilos de desarrollo, calidad de vida y ambiente (Carlos Alberto Mallmann).
En esta primera clase se consideran los estilos de desarrollo en relación con el ambiente y la calidad de vida; en la siguiente, en relación con el ambiente y las políticas de estado. Hay necesidades humanas que son requerimientos para estar sano en lo físico y emocional, en lo social y en lo habital. Esto no sólo significa ausencia de enfermedad, sino también el estar desarrollándose a lo largo de la vida, lograr una plenitud humana en armonía con el entorno social y habital, es decir, estar bienlográndose, que es lo contrario de malograrse. Se toma como ejemplo ambiental la villa miseria. Hay un sistema de necesidades que son básicas, con cierta independencia entre sí. Este conjunto explica los deseos o aspiraciones que, a su vez, expresados en un largo plazo, dicen de los valores culturales. Son 9 necesidades primordiales con tres componentes que se satisfacen mediante satisfactores psicosomáticos, sociales y habitales, respectivamente. Esto significa que una persona ha encontrado su lugar en el mundo. Los deseos o aspiraciones son las formas concretas en que las personas quieren satisfacer las necesidades en un momento y lugar dado. La calidad de vida depende de la dinámica entre la satisfacción o insatisfacción de los deseos. Es un concepto referido a los individuos pero condicionado por el entorno de las personas, la sociedad y el hábitat. La cantidad y calidad del uso y consumo de satisfactores determina la calidad de vida objetiva. Las evaluaciones personales de la relación entre deseos y satisfacciones determinan la calidad de vida subjetiva. Esto lleva a la cuestión de la equidad y legitimidad. Nos aproximamos a una distribución legítima de satisfactores cuando se logra la igualdad de oportunidad en la minoría de edad y participación en las decisiones que afectan a las personas en la mayoría de edad. Esto puede medirse verificando si la distribución de la cantidad y calidad de los satisfactores es mayor que el mínimo vital e igual para cualquier categoría de grupo social. Al mismo tiempo, esto también hay que considerarlo según las etapas de vida. En efecto, el desarrollo humano, desde la concepción hasta la muerte, ha sido descripto como una secuencia de etapas cualitativamente distintas. Si bien el desarrollo humano es contínuo, hay etapas diferenciables que tienden a seguir un plan epigenético universal. Asimismo, esto está en relación con las actividades humanas, entendidas como la suma de todas las cosas diferentes, desde trabajar y estudiar hasta asearse, recrearse y dormir, que hacen los hombres durante las 8760 horas de cada uno de los años que vive. Este número de horas hay que multiplicarlo por la cantidad de años según la expectativa de vida al ser concebido.

Clase 3 (26/4): Estilos de desarrollo, políticas de estado y ambiente (Carlos Alberto Mallmann).
La clase anterior se trató el tema de los estilos de desarrollo y ambiente puntualizando la calidad de vida y un modo de aproximación metódico para su comprensión. El mismo tema se trata ahora, puntualizando las políticas de estado. El centro es la Constitución de 1994, que ha incorporado 10 Tratados Internacionales en su art. 75, inc. 22. El desarrollo humano queda incorporado como objetivo general de la Constitución. Los nueve ámbitos de necesidades humanas están reflejados en la Constitución Nacional en sus distintos artículos. Estas nueve áreas son la de supervivencia, protección, amor, comprensión, autonomía, creación, recreación, darse sentido y sinergía. Los Pactos internacionales son superiores a toda ley nacional, salvo que se opongan en sus términos a lo expresado en la misma Constitución. No hay que caer en el idealismo de que lo que dice en la Constitución se hace. En el Informe Argentino de Desarrollo Humano hay temas acuciantes como el de la infancia, sectores populares juveniles, educación y trabajo, vivienda, urbanismo y ecología; el papel del estado como regulador, compensador y activador. La sustentabilidad aparece presente, también la solidaridad intra e inter generacional, estrategias de inversión, acciones sinérgicas o armónicas entre el hombre y la naturaleza, el endeudamiento que afecta a las futuras generaciones, una cultura que privilegie el medio ambiente, una crítica a la ingeniería desconectada de la ética ambiental y social. Así, por ejemplo, sustentabilidad, gobernabilidad, equidad y participación son las dimensiones del informe sobre infancia y desarrollo humano. En su diagnóstico explicita que la deuda externa por niño asciende a U$S 22.000, el deterioro de la calidad ambiental impacta en la morbi-mortalidad infantil, la infancia no ocupa un lugar de privilegio en la sociedad, la mitad de los niños son pobres y la mitad de los pobres son niños. A modo de ejemplo, se mencionan áreas del informe presentado al senado: vivienda y urbanismo, comunicaciones, libertades, ecología, demografía, superviviencia extra-humana-ecología, supervivencia intra-humana-economía, supervivencia inter-humana-empleo. También se mencionan las subáreas de investigación aplicada que se han tomado en cuenta en el Plan Plurianual 1998-2000. El objetivo es alcanzar un desarrollo sustentable con bienestar y calidad de vida. Se concluye con una síntesis de las formas de entendimiento de la realidad y especialidades, tomado de la Enciclopedia Británica. El profesor relata su experiencia como integrante de la Fundación Bariloche, su participación en el debate sobre los línmites del crecimiento desde el ´70 hasta el presente y las fortalezas y debilidades del modelo alternativo al del Club de Roma.

Clase 4 (3/5): ONGs ambientalistas y conciencia ambiental (Daniel Ryan).
En esta primera clase vemos a las ONGs ambientalistas en relación con la conciencia ambiental; en la siguiente, en relación con la goberrnalidad. Actualmente se consideran tres espacios políticos: el estado, el mercado y la sociedad civil. El estado se maneja con la lógica del poder y el mercado con la del lucro; la sociedad civil o tercer sector con la de la solidaridad. Desde los ´60s han surgido nuevos movimiehtos como el pacifista, el hippie, derechos humanos, ecologistas, etc. No responden a una clase social, son heterogéneos y tienen distintas agendas, es decir, distinta percepción de los problemas y áreas de interés específicas. La sociedad civil hace referencia a la esfera de interacción social que se ubica entre el mercado y el estado. en este contexto se ubican las ONGs ambientalistas. En el tema ambiental, el escenario fue cambiando desde el conservadurismo de los ´70s hasta el desarrollo sustentable de los ´90s. En general, es en EE.UU y en Europa donde se van formando como respuesta a la crisis ambiental asumida en tres eventos como la crisis del petróleo del ´73, la conferencia sobre el ambiente en Estocolmo ´72 y el debate sobre los límites del crecimiento de los ´70s en el Club de Roma, donde con un paradigma neomalthusiano, se puso en cuestión el modelo de desarrollo de la racionalidad occidental neocapitalista. Durante los ´80s se forman los partidos verdes en Europa y también se var poniendo verdes los partidos tradicionales, hasta que hoy está el tema en la agenda de todos. La conciencia ambiental se ha desplegado ampliamente, tomando distintas características en cada lugar. La pobreza en América, el consumo cuantioso en Europa, el colapso del sistema cultural-alimentario en Africa. Hay distintos tipos de ONGs: según su ámbito de actuación jurisdiccional (Avellaneda), según su interés temático (Asociación Ornitológica del Plata), según sus funciones, estilo de actuación (Greenpeace busca impactar en la opinión pública), pertenencia de sus miembros, reconocimiento jurídico. Otro modo de verlas es como conservacionistas, radicales, campesinas, de acción global, de política verde. En general, puede decirse que las ONGs favorecen la democracia participativa, controlan la política pública, canalizan reclamos y propuestas ciudadanas, tienen capacidad para satisfacer necesidades y desarrollar proyectos específicos. Sin embargo, muchas veces adolecen de profesionalización incompleta (hay aspectos técnicos insoslayables que a menudo son abordados de una manera sólo emocional y cuesta asumir que hay que reflexionarlos), institucionalización precaria, financiamiento discontínuo y problemas de responsabilidad o accountability.

Clase 5 (10/5): ONGs ambientalistas y gobernabilidad (Daniel Ryan).
En la primera clase vimos el tema del ambiente en relación con el tercer sector o sociedad civil, mediatizado por las ONGs, representativas de la evolución que ha tenido la conciencia ambiental. Ahora vamos a considerarlo en vistas a la gobernabilidad. El ambiente reviste un carácter holístico, transversal, dimensional. No es un ítem más, sino que está presente en toda la gama de ítems (areas naturales, agricultura, urbanismo, economía, etc.). El Estado tiene que tomar decisiones al respecto. El principio 10 de la conferencia sobre el ambiente en Río ´92 declara el derecho a la participación y a la información; esto significa además pasar de una democracia formal o representativa a una participativa. Esto significa diálogo y la implementación de los medios necesarios para que el diálogo exista. Hay distintas formas de participación. Algunas tienen un efecto vinculante: referéndum, plebiscito, revocatoria. Mediante estos mecanismos, la ciudadanía decida. Hay mecanismos de participación sin efecto vinculante tales como la consulta popular, la audiencia pública, las reuniones públicas; en ellas la ciudadanía complementa la decisión gubernamental. La Ciudad de Buenos aires ha venido desarrollando estos mecanismos en los últimos años y forman parte integral de su Constitución. Así como gobernabilidad y participación están relacionadas con este acceso a procesos de toma de decisiones, así éstos están ligados al acceso a la información pública. Esto significa no sólo la publicidad de los actos de gobierno, sino el acceso directo a la información como condición para la participación. Esto es un derecho que comprende tanto a la información administrada por estado, como a la información privada pero de naturaleza pública. Todo esto hace a la transparencia. La toma de decisiones y la información tienen una tercera pata que es el acceso a la justicia. El artículo 41 de la Constitución Nacional establece el derecho a un ambiente sano, apto para el desarrollo. El 43 establece el derecho a la acción de amparo. Cualquier afectado está legitimado para actuar judicialmente. El afectado no es sólo el que padece directamente los efectos de un daño ambiental, sino que también puede ser el vecino que vive en el lugar aunque no haya una estricta causalidad. Se comentan casos paradigmáticos como el Schroeder y el del Partido de Tres de Febrero. Hay una masa crítica de fallos que favorecen esta interpretación amplia. A modo de conclusión se puede abrir un debate más filosófico sobre los derechos de la naturaleza y su significado.

Clase 6 (17/5): Economía y ambiente (Carlos Barrera).
En esta clase se estudia la metodología para abordar conjuntamente el sistema social y el económico, desde un punto de vista descriptivo o de diagnóstico y desde un punto de vista explicativo y de pronóstico. son dos niveles complementarios. El análisis histórico permite ir viendo la actuación de los distintos actores a lo largo del tiempo y sus impactos en el ambiente - acción antrópica -. Se hace un estudio de la relación entre economía y ambiente en base a la llanura chaqueña y los modos de producción que han ido evolucionando en esa región y ecosistema subtropical. Se considera un análisis histórico ambiental, los actores tipo y los procesos ecológicos relacionados. La política ambiental tiene dos niveles. Un primer nivel que es descriptivo y responde al qué; un segundo nivel explicativo que responde al cómo. En la instancia explicativa, el análisis histórico-ambiental permite ir detectando los actores-tipo con sus características socioeconómicas específicas y sus relaciones, es decir, la estructura de funcionamiento de la formación social. Desde lo ambiental, interesan las acciones y comportamientos de estos actores con respecto al manejo de los recursos naturales y del ambiente en general; asímismo, interesan los factores condicionantes que provocan decisiones sobre el tipo de actividad económica y la manera de realizarla. Esto genera impactos que varían a lo largo del tiempo. La acción del Estado es significativa. Esto permitirá comprender el funcionamiento integrado de los sistemas físico y socioeconómico. Sobre esta base se pueden construir instrumentos predictivos de acuerdo a la racionalidad del sistema y de los actores socioeconómicos. En general, la relación centro-periferia es la clave, y dentro del capitalismo periférico, la llanura chaqueña es también periférica, es decir que está en la periferia de la periferia. La racionalidad social abarca un todo complejo de racionalidades que va más allá de la sólo económica. Si bien las leyes de la termodinámica son importantes al considerar los traspasos de energía, también hay que considerarlas en interacción con lo social. Esto genera también un estilo de desarrollo. Todo este análisis histórico permite elaborar una teoría explicativa. En el caso de estudio hay una economía campesia de subsistencia o tradicional, una gran producción capitalista extractiva, una capitalista complementaria, una producción mercantil capitalista y otra de subsistencia dedicadas a la forestación, ganadería y agricultura. En última instancia, esto permite analizar la aproñiación de la renta ambiental y de los flujos de energía transformados en capital que reingresa al sistema o que sale del sistema a las cuentas en el exterior.

Clase 7 (24/5): Instrumentos de política ambiental (Carlos Barrera).
Instrumentos de política ambiental. La relación entre economía y ambiente plantea la relación entre los problemas ambientales y las políticas ambientales. Esto a su vez plantea problemas metodológicos en la aplicación de instrumentos para abordar esta relación economía-ambiente. Hay instrumentos que sirven para algunos problemas y no para otros. Los instrumentos están en función del objetivo planteado: usar un serrucho para clavar un clavo no es lo más adecuado. Las causas son a los instrumentos como los efectos a los objetivos; la distancia recorrida entre los instrumentos y los objetivos es el procesamiento propio del funcionamiento de los sistemas económico y ecológico conjuntamente, sintéticamente denominado lo ambiental. Si se hace un repaso tanto de la escuela neoclásica de Smith, Ricardo, Weber y de la escuela keynesiana como de la marxista, se ve cómo la naturaleza es tratada a modo de parámetro, como si fuera un mero depósito. Actualmente se trata de integrar el sistema económico al ecológico y viceversa, no de yuxtaponerlos. Cómo se relaciona la política ambiental con la económica? Cómo sé que el instrumento es compatible con el objetivo que deseo alcanzar? Hasta dónde se puede contaminar? Quién paga? Cuál es la víctima? Por qué y en qué condiciones contaminar es un delito? Cómo se cotiza la degradación ambiental? Qué relación hay entre contaminación y óptimo económico? Se puede socializar la naturaleza? Puede el aire tener un precio? Cómo se hace la contabilidad? Son los precios una unidad de medida? Todas estas son preguntas que se está tratando de responder. En principio, tenemos que aprender a movernos entre dos extremos: el del ecologicismo de la deep ecology que considera al hombre como un componente del ecosistema y lo económico como un parámetro que está y nada más; por el otro lado, el extremo del economicismo que considera al hombre como un mero ser económico donde la naturaleza es un parámetro que está ahí. Esta postura tiene su orígen en la epistemología de la mecánica racional de Galileo, Newton y Darwin, donde la evolución de la sociedad es vista como un mero proceso natural de equilibrio. En general, los costos sociales y privados de la degradación del ambiente se internalizan mediante instrumentos económicos e instrumentos de regulación. Comúnmente, a los primeros se los denomina tasas, también hay impuestos diferenciales, precios diferenciales, depósitos de fondo de garantía (p.e., en Australia lo deben pagar las empresas mineras), préstamos a tasa reducida para incorporar nuevas tecnologías, ayudas financieras, facilidades impositivas. Todo esto es mucho más flexible y adecuado que el duro principio según el cual el que contamina, paga. Los segundos son las ordenanzas y el sistema normativo en general.

Clase 8 (31/5): Ambiente y relaciones económicas internacionales (Carlos Barrera).
Después de haber repasado el análisis histórico-ambiental como método para describir y explicar la relación entre economía y ambiente, tomando como ejemplo de estudio el ecosistema de la llanura subtropical chaqueña, y después de haber visto algunos de los instrumentos de política ambiental, ahora vamos a repasar la problemática del ambiente y las relaciones económicas internacionales. Hay dos referencias básicas que son el GATT (General Agreement Trade Treaty) y la OMC (Organización Mundial de Comercio - WTO). Actualmente ya se está hablando de un dúmping ambiental -y también de un dúmping social-. Si bien cada vez son más las empresas que van certificando las normas ISO (International Standard Organization) sobre calidad total en los procesos de gestión (serie 9000) y en los procesos de producción en relación con el ambiente (serie 14000), lo cual crea un entramado de proveedores que quedan sujetos a la misma calidad en el proceso; todavía hay empresas y países que producen a bajo costo en lo ambiental, ya que contaminan mucho, y a bajo costo en lo social porque su mano de obra llega condiciones de esclavitud en algunos casos. Otro aspecto de esta temática es el de la competitividad de los mercados y las normas de protección ambiental. Esto está claro en la conferencia de Kyoto sobre el calentamiento global y el nuevo mercado de los permisos de emisión de dióxido de carbono o cómo mantener una política industrial activa sin recargar los costos ni disminuir las fuentes de trabajo y al mismo tiempo ir reduciendo los niveles de emisión; y cómo competir con países como China o India que tienen estándares mucho más flexibles que los de los países desarrollados. Dentro de esta temática hay que incluir también todo lo referido a la producción agrícola, los OGM -organismos genéticamente modificados-, el uso de transgénicos, y la aceptación o no de los mismos por parte de los consumidores, quienes a través de sus organizaciones presionan para consumir orgánicos, especialmente en los países desarrollados, con alto poder adquisitivo. Aquí también desempeñan un papel las certificaciones de calidad o ecolabels. En muchos casos no se trata más que de ¨cotillón verde¨. También es cierto que el daño ambiental se tiene muy en cuenta y que en el otrogamiento de créditos internacionales la evaluación del impacto ambiental forma parte integral de la asignación del crédito. Siempre nos movemos en un marco de racionalidad capitalista, donde la apropiación de la renta es un objetivo intrínseco al mismo sistema. Actualmente se trata de diferenciar la demanda y sin consideraciones de tipo ético, desde la fauna, los recursos genéticos en relación con la biodiversidad, el desciframiento del genoma humano, los medicamentos y hasta el otorgamiento de los seguros entran dentro de esta racionalidad dominante, la capitalista.

Clase 9 (7/6): Introducción a la política ambiental (Mario J. Fittipaldi).
Se hace la presentación de la relación entre el ambiente y la humanidad. Esta relación es siempre doble interacción. Su más llamativa expresión son las grandes culturas hidráulicas. El manejo del agua significa un orden social jerárquico y rígido del trabajo. Luego viene la civilización grecocristiana y el dominio de la naturaleza hasta el presente. En Estocolmo 1972 y Río 1992 se establece el debate de los límites del crecimiento y un enfoque neomalthusiano, donde el crecimiento de la población es clave. Se plantea la relación entre pobreza, ambiente y economía, con el deterioro de los recursos. Esto se incorpora al discurso político. Sin embargo, sea en el capitalismo o en el marxismo, no hay una correspondencia entre lo que se dice y lo que se hace. Lo ambiental emparenta lo público y lo privado. El papel de los organismos multilaterales de crédito es relevante porque el otorgamiento de créditos internacionales exige una evaluación de impacto ambiental en todos los casos. Es un catalizador positivo. En cambio, las exigencias de los mercados globalizados y las barreras paraarancelarias, pueden actuar como un catalizador negativo. Pero sin duda que en este siglo XXI, la exigencia de calidad en la gestión interna y externa de una empresa va a inducir a una mejor calidad de la producción, del proceso productivo y de la relación de este con el ambiente. Esto se plasma en las normas de calidad o normas ISO. También aparecen las organizaciones no gubernamentales y la toma de conciencia pública de esta situación determinante del hombre con el medio.
Los problemas claves son la deforestación, la contaminación de los cuerpos de agua y su mal manejo, el uso de costas y mares, el problema del agua, la erosión de los suelos, la desertificación, la pérdida de diversidad biológica, la contaminación del aire, la destrucción de la capa de ozono, el calentamiento global del planeta. La Argentina es un país de baja cuenca, esto determina sus ecosistemas; máxime cuando el área metropolitana está ubicada en una llanura inundable donde hay usos conflictivos del suelo. La problemática argentina es compleja y abarca la erosión de suelos, la contaminación del agua, especialmente en el área metropolitana y en las demás zonas urbanas, y una gestión ambiental incorrecta de la localización industrial y su relación con las zonas urbanas, con el agravante actual de un proceso de suburbanización de las élites en barrios cerrados y countries, al compás del mercado inmobiliario de tierras, que presenta usos contiguos e incompatibles, como el caso de Pilar con el Parque Industrial y los barrios cerrados al lado. El Chaco y la Patagonia participan esta problemática general, ligada a la pobreza y al deterioro de los recursos y de los ecosistemas.

Clase 10 (14/6): Política ambiental: bases y punto de partida (Mario J. Fittipaldi).
La clase pasada tuvo un enfoque más histórico. en esta se aprecian las connotaciones políticas, sociales, económicas y culturales de la cuestión ambiental. En Estocolmo y Río se institucionaliza la crisis ambiental. Vino para quedarse. La política ambiental se desenvuelve en un trípode compuesto por el estado, las empresas y la sociedad representada por las ONGs. La superposición de jurisdicciones es problemática. En el área metropolitana es notable la superposición en la ribera entre la Prefectura, los municipios, las empresas como Aguas Argentinas y la Administración de Puertos. El manejo del agua en el AMBA es complicado. Además hay un riesgo ambiental serio. Hay competencias compartidas o convergentes como en el caso del derrame de Magdalena, donde interviene Shell, Prefectura, los municipios costeros, los damnificados por la pérdida de turismo estacional -el derrame ocurre en enero del '99. Asimismo hay manejos políticos improcedentes donde por ser de distinto signo político o de distinta postura partidaria aún interna, hay una oposición indiscriminada en las legislaturas y consejos deliberantes, donde la Provincia ve limitida su capacidad de actuación. Se cita como ejemplo el caso de Avellaneda, un municipio complejo, en especial por la actividad de sus curtiembres, donde la provincia no puede intervenir. Hay intereses creados personales e institucionales. El CEAMSE y el manejo de la basura es uno de los ejemplos que se cita. Todo esto lleva a comprender los límites del voluntarismo político. Las entidades intermedias que componen el tercer sector es muy importante. Tienen sus fortalezas y debilidades. Las agrupaciones ecologistas, las sociedades vecinales y las cámaras empresariales son los actores más significativos. La gran cuestión es cómo ir incorporando el costo ambiental a los procesos productivos y al mismo tiempo que este costo ambiental sea comprendido como beneficio para la sociedad en su conjunto. En el caso de la industria, la percepción de la mejora ambiental es más rápida que en el caso de la agricultura. También el estado tiene que incorporar a sus cuentas públicas la cuestión ambiental y justipreciar el recurso en base, a veces mediante impuestos.